Menu
15/09/2019
A+ A A-

El PSUV no debe participar en nuevas elecciones en Venezuela

Ante una situación tan dramática, inmoral, criminal, con una debacle económica inédita, de las mayores del mundo; es un deber del pueblo de Venezuela y de sus autoridades legales, así como de su población, vetar enérgicamente esa supuesta de unas nuevas elecciones pacíficas y transparentes admitiendo la participación del chavismo/madurismo en éstas. 

No se trata de venganzas, ni de caprichos; y mucho menos de miedo a perder las elecciones con el partido político  totalitario del PSUV. Se trata de dar un ejemplo moral y dignidad al mundo, a Latinoamérica y al pueblo democrático de Venezuela en particular; sobre cómo se debe actuar en democracia y respecto a las leyes y constituciones de nuestros países de América Latina.

Permitir que el chavismo/madurismo, participe en unas nuevas elecciones en Venezuela, sería como condonar el gran daño político, moral, económico, social, cultural y material hecho a Venezuela, gran parte del cual, se hizo con: malicia,  alevosía, odio a la democracia, a los valores que representa y al respeto y dignidad que los pueblos se merecen. Y peor aún, se hizo con engaño, mentiras y manipulaciones de todo género, y total desprecio hacia el pueblo democrático y noble de Venezuela.

Eso de entregar Venezuela, al narcotráfico, a las guerrillas, al totalitarismo marxista leninista mundial, a la corrupción y a la ilegalidad institucional; despreciando y deshonrado en todo el mundo nuestro gentilicio, no lo podemos permitir, ni perdonar jamás. Mucho menos, por miedo a una salida por la fuerza del uso de las armas, la cual tanto temen ahora los marxistas leninistas y países quienes les han apoyado, luego del festín que se dieron, con el disfrute de nuestras riquezas.

El pueblo democrático de Venezuela, según referéndum del año 2006, le dijo no al marxismo leninismo, a las comunas, al comunismo, al socialismo y al totalitarismo. Estos, irrespetaron esa sagrada y libérrima decisión del pueblo de Venezuela. Al contrario, la desestimaron y empezaron las trampas, mentiras y tramoyas, para lograr por esa vía, lo que no pudieron lograr con un referéndum.

Me pregunto: ¿Qué se puede decir a ese mismo pueblo de Venezuela, que está pidiendo hoy a gritos la intervención militar, si no se logra el cese voluntario de la usurpación del poder ejecutivo y demás poderes declarados ilegales por el mundo democrático en Venezuela, y por el contrario, la solución que se logra, es la volver a competir en elecciones con los mismos causantes de ese desastre?

Una solución más sensata, digna, justa y aceptable sería la siguiente. Qué, esa misma disposición que tienen esos grupos y países de tendencia socialista, para convencer a la oposición venezolana a que desista de la solución por la vía del cese a la usurpación; deberían utilizarla para convencer y persuadir, a la narco dictadura que usurpa Venezuela, e invitarla a que abandone el poder por las buenas y permita así, la recuperación y reconstrucción de la nación.