Menu
21/10/2021
A+ A A-

“EMIRATO ISLÁMICO DE AFGANISTAN” Segunda Parte.

MARTES 11 DE SEPTIEMBRE, 2001 EL ATAQUE

En una reunión sostenida a mediados de 1996 en Tora Bora, Afganistán, entre Osama bin Laden, el jefe militar de al-Qaeda Mohammed Atef y Khalid Sheikh Mohammed, se plantearon distintas alternativas para futuras acciones terroristas contra intereses norteamericanos. Khalid Sheikh Mohammed propuso usar avionetas cargadas de explosivos para estrellarlos contra edificios, sugiriendo que el “World Trade Center” y sus Torres Gemelas fuesen atacadas.(29) En ese entonces, el plan propuesto por Khalid Sheikh Mohammed seria desechado por bin Laden por considerarlo “impráctico”.

Después del ataque misilístico norteamericano de agosto de 1998 contra las bases de al-Qaeda en Afganistán, a comienzos de 1999 Osama bin Laden, quien se recuperaba de un accidente sufrido mientras montaba a caballo (30), ordenó reactivar el plan de ataque propuesto dos años antes por Khalid Sheikh Mohammed, mediante el cual se pretendía estrellar aviones secuestrados contra edificios y sitios emblemáticos en Estados Unidos. A partir de entonces, se inició el lento y arduo proceso de formar el equipo de yihadistas que ejecutarían el ataque, reclutándose los candidatos entre aquellos que pudiesen optar a una visa norteamericana, lo que limitaba la escogencia a jóvenes originarios de los llamados Estados del Golfo Pérsico. Durante el tiempo de planificación y preparación, miembros de al-Qaeda viajaron desde Europa a Estados Unidos y efectuaron visitas de inspección y reconocimientos a los posibles blancos. En noviembre de 1999 aconteció un hecho que despues del 11 de septiembre sería interpretado por el FBI como un dry run o ensayo del secuestro de una aeronave comercial en pleno vuelo, lo que constituía el elemento básico del plan elaborado por Khalid Sheikh Mohammed y aprobado por Osama bin Laden. En esa ocasión, 2 estudiantes sauditas abordaron el Vuelo 90 de la línea American West que despegó de Phoenix, Arizona, con destino a Washington D.C. Cuando el avión había llegado a su altitud de crucero, uno de los jóvenes sauditas se levantó de su asiento en la sección de Turistas y caminó por la sección de Primera Clase hasta llegar a la puerta de la cabina, la cual intento abrir sin éxito. Cuando el joven fue confrontado por la sobrecargo, este se disculpó señalando que creyó que esa era la puerta del baño. No obstante la escusa dada, la sobrecargo informó al capitán del avión de lo ocurrido y este decidió aterrizar en Ohio donde ambos pasajeros fueron esposados y bajados del avión. Después de cuatro horas de interrogatorios y una exhaustiva revisión de su equipaje, a los dos sauditas se les permitió continuar con su vuelo. Noviembre de 1999 seria también el mes cuando lo yihadistas encargados de pilotear los aviones a ser secuestrados se reunieron en Afganistán con Osama bin Laden, quien les ordenó partir hacia los Estados Unidos, siendo los primeros en arribar el 15 de enero de 2000, vía California, los sauditas Khalid al Mihdhar y Nawaf al Hazmi, responsables del secuestro del Boing 757-200 del Vuelo 77 de American Airlines que se estrellaría contra el Pentagono. Unos meses más tarde, se uniría a ellos en San Diego, California, el tambien saudita Hani Hanjour quien contaba con una licencia de piloto comercial y sería el encargado de pilotear el Vuelo 77 de American Airlines.

Las autoridades norteamericanas, comenzando por el propio presidente Bill Clinton, estaban convencidas que el Nuevo Milenio vendría acompañado de atentados contra ciudades norteamericanas, ejecutados por los terroristas de al-Qaeda. Un frustrado atentado ocurrió en enero del 2000, cuando un árabe pretendía entrar a Estados Unidos por el estado de Washington vía ferry desde Canadá en un vehículo marca Chrysler.

La funcionaria de aduana que interrogó al conductor, inmediatamente sospechó que algo andaba mal pues este sudaba profusamente pese a la baja temperatura imperante ese día y se negaba mirarle la cara a la funcionaria. La alarma fue dada y al inspeccionarse el vehículo se encontraron explosivos, productos químicos y temporizadores marca Casio. El frustrado terrorista era un argelino de nombre Ahmed Ressam quien confesó que su blanco pretendido era el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles y que había aprendido sobre explosivos en los campamentos de al-Qaeda en Afganistán.

Para mediados del año 2000, ya se encontraban en Estados Unidos tres terroristas más que serían los encargados de pilotear las aeronaves secuestradas y estrellarlas contra los blancos escogidos. Entre mayo y junio de 2000, llegarían procedentes de Alemania Marwan al-Shehhi, nacido en los Emiratos Árabes Unidos, quien sería el piloto del Boing 767 del Vuelo 175 de United Airlines que se estrellaría contra la Torre Sur del “World Trade Center”; el egipcio Mohamed Atta, líder táctico de los terroristas, quien estrellaría un Boing 757 cargado con 80,000 litros de combustible del Vuelo 11 de American Airlines contra la Torre Norte del “World Trade Center”, y el libanés Ziad Jarrah quien piloteó el Vuelo 93 de United Airlines - su blanco escogido era el Capitolio - que se precipitó a tierra en el condado de Somerset en Pensilvania cuando los pasajeros y la tripulación intentaron recuperar el control de la nave. No mas arribar a Estados Unidos estos terroristas iniciaron cursos en escuelas de aviación en los estados de Florida y Arizona, donde entrenarían en simuladores de aeronaves Boeing 727, 767 y 757.

Entre mayo y julio de 2001 ingresaron a Estados Unidos los 13 restantes terroristas, que eran referidos como “the muscles (los músculos)” (31) pues su misión era someter y controlar a los pasajeros y a la tripulación de los aviones secuestrados. Todos ellos eran sauditas con visas otorgadas por las autoridades consulares norteamericanas en su país. Ellos fueron entrenados en Afganistán en técnicas de secuestro de aeronaves, a como someter a los agentes de seguridad que viajaban como pasajeros en los vuelos de las aerolíneas norteamericanas y, sobre todo, como matar con una navaja suiza que les habían sido entregadas a cada uno de ellos. Para practicar como degollar a los pasajeros y a la tripulación de las aeronaves secuestradas, los terroristas degollaban las ovejas que eran consumidas en los campamentos de entrenamiento de al-Qaeda en Afganistán.

En la tercera semana de agosto todo estaba listo. Mohammed Atta, el coordinador de la misión, envió un e-mail el 21 de ese mes al yemení Ramzi Binalshibh quien había sido uno de los pilotos con experiencia escogidos para la misión, pero que no pudo acompañar a los otros terroristas pues la visa que solicitó para Estados Unidos le fue negada. Ello llevó a que Binalshibh desde Alemania se convirtiese en el intermediario entre Atta y el jefe del proyecto, el terrorista Khalid Sheikh Mohammed. El mensaje electrónico redactado en aleman y dirigido a “Dear Jenny” sería descifrado y su contenido informaba que todo marchaba según lo planeado y que la misión sería ejecutada por los 19 yihadistas contra 4 blancos: las Torres Gemelas, el Pentagono y el Capitolio. Unos días más tarde, el 29 de agosto, Atta telefoneó a Ramzi Binalshibh informándole en clave que la fecha del ataque había sido fijada para el 11 de septiembre.

El 10 de septiembre, todos los terroristas estaban concentrados en sus respectivos puntos de embarque. Hazmi Hanjour y sus 4 acólitos - todos ellos sauditas - pasaron la noche en un hotel cercano al aeropuerto Dulles para abordar a la mañana siguiente el Vuelo 77 de American Airlines y los que secuestrarían los Vuelos 11 y 175 de American Airlines, incluyendo al líder el egipcio Mohamed Atta, se encontraban en hoteles en el área del aeropuerto Logan de Boston. El libanes Ziad Jarrah, quien pilotearía el Vuelo 93 de United Airlines y su 3 cómplices, aguardaban cerca del aeropuerto Liberty de Newark en Nueva Jersey.

Lo que acontecería al día siguiente sería visto por millones de personas en vivo y directo por los canales de televisión y se resume en la siguiente cronología:

- Vuelo 11 de American Airlines, 757-200 con destino a Los Ángeles, despegó del aeropuerto Logan de la ciudad de Boston a las 8:00 am. A las 8:46 am se estrellaría contra la Torre Norte del “World Trade Center”;

- Vuelo 175 de United Airlines Boing 767-200 con destino a Los Ángeles, despegó del aeropuerto Logan de Boston a las 8:14 am. A las 9:03 am se estrellaría contra la Torre Sur del “World Trade Center”;

- Vuelo 77 de American Airlines, Boing 757-200 con destino a Los Ángeles, despegó del aeropuerto Dulles en Virginia a las 8:14 am. A las 9:37 am se estrellaría contra el Pentagono, y

- Vuelo 93 de United Airlines, Boing 757 con destino a San Francisco, despegó del aeropuerto Liberty de Newark en New Jersey a las 8:42 am. A las 10:03 am se estrellaría en un campo abierto del condado de Shanksville en Pensilvania. El terrorista que piloteaba el avión, Ziad Jarrah, cuyo objetivo designado era el Capitolio en Washington D.C., optó por estrellar el avión en un campo antes de rendirse a los sublevados pasajeros.

Los terroristas de al-Qaeda causarían en menos de 2 horas. 2.963 muertes, cifra que incluye a las personas fallecidas en elAtaque a las torres del World Trade Center, New York, 11 Septiembre 2001. Imagen bajo Licencia CCA. Crédito: Michael ForanAtaque a las torres del World Trade Center, New York, 11 Septiembre 2001. Imagen bajo Licencia CCA. Crédito: Michael Foran Pentagono y el “World Trade Center” o sus alrededores; a los pasajeros y tripulantes de los aviones secuestrados, y a los bomberos, policías y paramédicos que acudieron en auxilio a los sitios de los atentados.(32) Del total de víctimas mortales, más de 511 provenían de dos docenas de países, muchos de ellos de origen hispano, entre los cuales había 4 venezolanos. Un total de 1.122 víctimas nunca fueron identificadas. Los vuelos escogidos por los secuestradores cubrían rutas transcontinentales, razón por la cual los equipos Boing 757 y 767 utilizados en los ataques eran todos aviones de cuerpo ancho, lo que convertía a esos aviones en letales misiles. El ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, sería la tercera vez que un enemigo declarado atacara a Estados Unidos en su propio territorio. En 1814 durante la Guerra de 1812 con Inglaterra, la ciudad de Washington D.C. fue ocupada por fuerzas inglesas, resultando incendiadas la Mansión Presidencial ocupada por el entonces presidente James Madison y el Capitolio. El segundo ataque se produciría el 7 de diciembre de 1941, cuando fuerzas navales del Imperio de Japón atacaron la Base Naval de Peal Harbour en Honolulu Hawái, lo que significó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

No sería hasta pasados 3 años de los ataques a Nueva York y Washington que el líder de al-Qaeda Osama bin Laden reaparecería en un video hecho público en el cual asumía la autoría por los ataques del 11 de Septiembre de 2001. A partir entonces, solo se sabría de él por los audios que enviaba a los medios que simpatizaban con su causa. Mientras tanto, los servicios de inteligencia estadounidense continuaron sin pausa la búsqueda de Osama bin Laden, concentrando sus esfuerzos entre Afganistán y Paquistán, siendo eventualmente localizado en un villa en la ciudad paquistaní de Abbottabad, viviendo junto a tres de sus esposas y varios hijos, en una villa propiedad del servicio paquistaní de inteligencia ISI, que se había convertido en su protector.

GUERRA CONTRA EL TERROR 7 DE OCTUBRE 2001 - 31 DE AGOSTO 2021

Después de los ataques del 11 de septiembre y ante la negativa del Talibán de entregar a Osama Bin Laden, Estados Unidos iniciarían la llamada “Guerra Contra el Terror” que llevaría a la invasión por aire y tierra de Afganistán el 7 de octubre de 2001 por una coalición de naciones de la OTAN, con el propósito capturar a bin Laden y derrocar a los Talibanes, quienes manifestaron estar listos para la yihad o guerra santa. Para mediados de noviembre de 2001, fuerzas de la Alianza del Norte, aliados de Estados Unidos y enemigos declarado del Talibán, tomaron la ciudad de Kabul, forzando la retirada del Talibán en dirección sur, hacia Kandahar, ciudad que entregarían el 7 de diciembre, aceptando su derrota. Simultáneamente, fuerzas especiales de Estados Unidos atacaron el complejo de cuevas en Bora Bora que le servía de cuartel a Osama bin Laden con el fin de capturarlo, sin logra apresarlo. Osama bin Laden desaparecería la escena pública a partir de diciembre de 2001.

Una vez derrotados los Talibanes y con al-Qaeda en desbandada, comenzó la reorganización de Afganistan. En una conferencia auspiciada por las Naciones Unidas, el 22 de diciembre de 2001, se designó con el apoyo de Estados Unidos, a Hamid Karzai como presidente interino de Afganistan. El mandato presidencial de Karzai sería ratificado en junio de 2002, extendiéndose hasta el 2004, cuando debían celebrarse elecciones generales. En enero de 2004 se adoptó una nueva constitución en la cual se reconoció la igualdad de derechos a las mujeres y en octubre de 2004, se celebran elecciones libres en Afganistan, quedando electo para el periodo 2004-2009 con el 55% de los votos emitidos, Hamid Karzai. Karzai sería reelecto para un segundo quinquenio presidencial en octubre de 2009. En diciembre de 2005 se instaló el primer parlamento afgano electo en elecciones libres en 30 años.

A partir del 2006 los Talibanes y al-Qaeda se reagruparon e iniciaron ataques contra las fuerzas del gobierno afgano. Por su parte, la OTAN asumió la responsabilidad de las las operaciones en el sur de Afganistan, relevando a las tropas norteamericanas. Las fuerzas de la OTAN pronto se convirtieron en objetivos ataques suicidas por fuerzas del Talibán que causaron importantes bajas. El 13 de mayo de 2007, se confirmó la muerte en combate con fuerzas afganas y de la OTAN en la provincia de Heldman al sureste de Afganistan, del principal líder militar Talibán, Mullah Dadullá, lo que asestó un fuerte golpe a la insurgencia talibana. Los enfrentamientos continuaron en el sur de Afganistan, obligando al nuevo presidente de Estados Unidos, Barak Obama, en el año 2009 a cambiar la estrategia de la guerra, aumentando en 30.000 efectivos las tropas norteamericanas en Afganistan, y designando al general David Patraeus como comandante de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistan. El presidente Obama declararía que las fuerza estadounidenses comenzarían a retirarse en el año 2011. Por su parte, en noviembre de 2010 la OTAN comenzó a planificar su retiro de Afganistan, efectivo en el año 2014, siendo las tropas de Holanda las primeras en dejar Afganistan.

Con las siguientes palabras el presidente Barak Obama anunciaría el 2 de mayo de 2011, la violenta muerte de Osama Bin Laden en la ciudad paquistaní de Abottabatt a mano de fuerzas especiales de la Armada norteamericana - SEAL Team Six - bajo la denominada “Operación Lanza de Neptuno”:

Buenas noches. Esta noche les puedo informar al pueblo norteamericano y al mundo que los Estados Unidos ejecutó una operación que resultó en la muerte Osama bin Laden, el jefe de Al-Qaeda, y el terrorista responsable del asesinato de miles de inocentes hombres, mujeres y niños…

La identidad del más grande terrorista de los tiempos modernos sería confirmada mediante pruebas de ADN y su cuerpo internado en el mar, siguiendo las pautas funerarias islámicas.

El 6 de agosto de 2011, durante un intercambio de fuego con yihadistas talibanes afganos en la aldea de Jaw-e-Mekh Zareen, en el Valle Tangi, un helicóptero “Chinook” CH-47 que transportaba refuerzos solicitados por los Rangers que enfrentaban en tierra a elementos Talibanes, fue derribado. A bordo del “Chinook” iban 30 efectivos de las fuerzas especiales norteamericanas, 7 comandos afganos, un intérprete y un can K-9. De los treinta norteamericanos que perecieron, incluyendo el K-9, 15 eran miembros del Escuadrón Dorado del super secreto SEAL Team SIX que fue el encargado de ejecutar la “Operación Lanza de Neptuno” que dio de baja a Osama bin Laden el 2 de mayo de 2011.Lo ocurrido ese 6 de agosto en el Valle Tangi en Afganistan, constituyó el golpe más artero contra las fuerzas especiales de la Armada de Estados Unidos. Cabe mencionar que el 30 de julio de 2020 un usuario de Facebook de nombre Tom Harwood escribió que en un discurso Joe Biden, mientras era vicepresidente, dio los nombres de los SEALS que participaron en la captura y ejecución de bin Landen. Según Harwood, Biden divulgó los nombres de los miembros del SEAL Team Six “para darse importancia” y poniendo con ello sus vidas. Esa acusación en las redes sociales contra el hoy Presidente de Estados Unidos no hubiese pasado de ser “fake news” de no haber sido porque fue recogida por Donald Trump, quien acusó a Biden en Tweeter de traicionar a los miembros de las fuerzas especiales que exponían sus vidas frente a los enemigos de Estados Unidos. Hoy, la historia parece repetirse, pues el New York Post reportó en un artículo de Bruce Golding fechado el 26 de agosto de 2021, días antes que culminara la evacuación ordenada por el presidente Biden, que un funcionario norteamericanos le suministró al Talibán, para entonces ya en control de Kabul, una lista con los nombre de los ciudadanos norteamericanos, extranjeros con tarjetas de residentes y de afganos que habían servido a las fuerzas norteamericanas, con la intención de “facilitar su acceso al aeropuerto Hamid Karzai en Kabul”. Conociendo la brutalidad con que el Talibán ha reprimido y asesinado a los afganos que han colaborado con las fuerzas de ocupación estadounidenses y de la OTAN, es muy probable que esa lista se convierta en una sentencia de muerte para los afganos que en ella figuran. Cuando fue preguntado sobre la “lista” en una conferencia de prensa relacionada con el atentado ejecutado por ISIS-K en el aeropuerto de Kabul el jueves 26 de agosto, Biden eludió dar un respuesta concreta, señalando “No puedo contestarle con certeza si efectivamente hubo una listas con nombres. Pudo haberla habido, pero a mí no me consta”.

En marzo de 2012. un sargento del ejército norteamericano de nombre Robert Bales, fue acusado de matar a 16 civiles en una aldea en Kandahar, siendo ese suceso comparado por la prensa norteamericana con la matanza en la aldea de My Lai, Vietnam, ejecutada en 1968 por tropas del ejército de Estados Unidos, donde fueron asesinados 504 civiles vietnamitas. El único imputado por aquel crimen fue el teniente William Calley, quien solo cumpliría una pena de arresto domiciliario de 3 años. En respuesta a ese injustificado crimen el presidente afgano Hamid Karzai les exigió a las tropas norteamericanas abandonar los pueblos y ciudades, regresando a sus a sus respectivas bases.

En mayo de 2014, el presidente Barak Obama anunció una drástica reducción de tropas norteamericanas para el año 2016, lo que fue ignorado por la propia Administración Obama quien mantendría 5.500 tropas en Afganistan hasta su salida como Presidente en enero de 2017. En el mes de septiembre de ese 2014, fue electo presidente de Afganistan Ashraf Ghani y en diciembre la OTAN puso fin a sus operaciones militares, manteniendo cierto personal militar en Afganistán para el entrenamiento de soldados afganos.

El nuevo presidente de Estados Unidos Donald Trump, declararía en agosto de 2017 que los Estados Unidos mantendrían su presencia militar en Afganistán, haciendo a un lado los intentos previos de Obama de retirarse de Afganistán y terminar la guerra. No obstante esa beligerante intención de Donald Trump, un año y medio más tarde, en febrero de 2019, Estados Unidos y el Talibán, a espaldas del gobierno afgano y su Presidente Ashraf Ghani, firmaron un acuerdo para el retiro de tropas norteamericanas para mayo de 2021. En ejecución de ese acuerdo en noviembre de 2020 la Administración saliente de Donald Trump anunció el retiro de 2500 soldados de Afganistán para enero de 2021, pocos días antes de la toma de posesión del nuevo Presidente Joseph Biden.

La entrante administración Biden, en cumplimiento de lo acordado por Donald Trump con los Talibanes, anunciaría en abril de 2021 el retiro de todas las tropas de Afganistan para el 11 de septiembre de 2021, coincidiendo curiosamente con el 20 aniversario de los ataques por al-Qaeda desde Afganistan a las Torres Gemelas y el Pentagono. El 5 de julio de 2021 todas las tropas norteamericanas abandonaron la estratégica Base Aérea Bagram al norte de Kabul, (33) sin informarlo al comandante afgano de la base, lo que pone en evidencia que las tropas norteamericanas no se retiraron ordenadamente de Afganistan, sino que se fugaron, traicionando a sus aliados afganos.

El 10 de agosto el presidente Biden diría en una conferencia de prensa que la toma de Afganistan por el Talibán, “no era algo inevitable”. Esto resultó ser un engaño al pueblo norteamericano, como seria demostrado de la grabación entregada a la Agencia Reuters de una conversación telefónica entre Biden y el Presidente de Afganistan Ashraf Ghani el 23 de julio, en la cual Biden le pidió al Presidente afgano que mintiese sobre el hecho cierto que “el Talibán estaba ganando la guerra”, una mentira que a la larga puede costarle la presidencia a Biden. El 15 de agosto colapsó el gobierno afgano, el ejército se desbandó y el Talibán ocupó Kabul. El presidente Ashraf Ghani huyó con su familia y varios millones de dólares en efectivo, siendo recibido en los Emiratos Árabes Unidos.

El 26 de agosto se produjo el avisado ataque terrorista contra la multitud concentrada en desesperación en la puerta “Abbey” del aeropuerto de Kabul, llevado a cabo por un suicida que detonó una bomba matando a 170 civiles afganos y a 13 soldados norteamericanos que controlaban el acceso al aeropuerto de Kabul. El atentado fue ejecutado por ISIS-K, filial afgana del Estado Islámico. El 30 de agosto saldría por aire la última unidad militar norteamericana de Afganistan, poniendo dramático fin a 20 años de guerra. Su comandante, el Mayor General Chris Donahue de la 82 División Aerotransportada del Ejército de Estados Unidos, sería el último soldado norteamericano en dejar suelo afgano, emulando al General soviético Boris V. Gromov quien le precedió en el tiempo. Ciertamente en esos dos oficiales generales se personificó la lección histórica que establece que “invadir Afganistan no es tarea difícil, pero permanecer en su territorio, si lo es”.

CONCLUSIÓN

La actual crisis que confronta Estados Unidos a raíz de su retiro de Afganistán tiene su origen, en primer lugar en la decisión política de Donald Trump de negociar con el Talibán el fin a la guerra más larga en la historia norteamericana, sin tomar en cuenta al gobierno legítimo de Afganistán, y en la forma atropellada como esta retirada se llevó a cabo por la Administración Biden.

En febrero de 2019 como parte del “Acuerdo de Doha”, el gobierno de Donald Trump, en ejecución de su política aislacionista de “America First” y sin consultar al gobierno legítimo de Afganistán, acordó con el Talibán el retiro de todas las fuerzas norteamericanas de Afganistán para mayo de 2021, el levantamiento de sanciones a dirigentes talibanes y la puesta en libertad de 5000 prisioneros, a cambio de la garantía que ningún acto terrorista contra la seguridad de Estados Unidos se originaría en Afganistan.

Donald Trump cometió un grave error histórico al confiar que el Talibán honraría el compromiso asumido, sin tomar en cuenta que el Talibán - al igual que al-Qaeda- basa su accionar vital en principios radicales islámicos fundados en la escuela salafista sunita que es un movimiento religioso que aplica de forma literal y ortodoxa los textos fundacionales del Islam, como son el Corán y las sunnas.(34) Una simple revisión del Corán en su Sura 9 (Capítulo), Aleya (Versículo) 123 que establece “¡Creyentes! ¡Combatid contra los infieles que tengáis cerca! ¡que os encuentren duros! Sabed que Alá está con los que le temen”, le hubiese demostrado al Presidente Trump que el Talibán no podía respetar lo acordado en Doha, sin violar el mandato a Allah, lo que incluye el compromiso de no permitir un ataque terrorista a Estados Unidos proveniente de hoy llamado “Emirato Islámico de Afganistán”

El doble juego Talibán probaría equivocada la confianza por la Administración Trump tan solo pasados unos pocos meses. En efecto, el jueves 5 de septiembre de 2019, un carro bomba fue detonado por el Talibán en un sector diplomático de Kabul cercano a la Embajada Americana, causando la muerte a 12 transeúntes, uno de ellos un soldado norteamericano. El atentado, el segundo de esa semana, ameritó que el gobierno afgano advirtiera sin éxito a Washington que su esfuerzo de paz con el Talibán iba demasiado rápido. En tal sentido, el presidente Ashraf Ghani manifestó en una declaración pública que “… la paz con un grupo que continua matando inocentes no tiene sentido”. (35) Como consecuencia de ese atentado, el enviado norteamericano a las conversaciones con el Talibán, Zalmay Khalilzad, quien había anunciado al comienzo de esa misma semana que se “había logrado un acuerdo en principio con el Talibán” (36), suspendió las conversaciones de paz y regreso a Catar. Donald Trump, sin tomar en cuenta el evidente engaño del Talibán y sus importantes avances militares que costaban vidas a efectivos de Estados Unidos y la OTAN, anuncio en noviembre de 2020 la retirada de 2500 tropas norteamericanos, efectivo en enero de 2021.

A partir del 20 de enero de 2021, la Administración Biden decidió continuar con la heredada política de Donald Trump de retirar todas las tropas norteamericanas de Afganistán. Pero en vez de corregir los errores cometidos por su predecesor, Joseph Biden ejecutó la fase final de la retirada de una forma tan disparatada que mereció el justo calificativo de “imbecilidad” que le espetó el ex Primer Ministro Británico Tony Blair.

Conscientes que los resultados electorales en noviembre de 2020 en Estados Unidos que dieron a Biden ganando sobre Donald Trump serían objeto de cuestionamientos legales y políticos que implicarían, en el mejor de los casos, inestabilidad política para la Administración entrante, el Talibán comenzó a partir enero de 2021 su definitiva ofensiva para hacerse nuevamente con el poder en Afganistan. En abril de 2021, el presidente Biden fijo la fecha para el inicio de la retirada de las fuerzas norteamericanas para el 1º de mayo de 2021, finalizando el 11 de septiembre. Tomando esa declaración del gobierno norteamericano como “carta blanca” para iniciar la retoma del poder y sin perder tiempo, el Talibán inicio el 4 de mayo una gran ofensiva contra las fuerzas del gobierno en la sureña provincia de Helmand y en otras seis provincias. Una semana despues, con las fuerzas del gobierno ya en plena desbandada, el Talibán ocupo el Distrito Nerk en las afueras de la capital Kabul.

El 2 de julio las fuerzas norteamericanas abandonaron literalmente a escondidas la Base Aérea Bagram, la principal instalación militar del país, dejando a su suerte a las tropas afganas acantonadas en la base. Los norteamericanos se dirigieron directamente al aeropuerto de Kabul para dar comienzo a la última fase de su vergonzosa retirada. A lo largo del mes de julio continuó el incontenible avance Talibán, lo cual fue ocultado por la Casa Blanca que informó a la prensa el 10 de agosto que “…el triunfo Talibán no era inevitable”. Apenas 5 días despues, el 15 de agosto, el gobierno afgano colapsaría, el presidente Ashraf Ghani escapó de Kabul y el Talibán ocupó la capital afgana.

El resto es historia. El 26 de agosto se produjo el atentado a las puertas del aeropuerto de Kabul, ejecutado por un suicida de ISIS-K que costó la vida a 170 civiles afganos y a 13 soldados estadounidenses. Un segundo ataque tambien ejecutado al día siguiente por ISIS-K con misiles dirigido a los aviones que evacuaban a las tropas norteamericanas en el aeropuerto “Hamid Karzai” de Kabul, sería rechazado mediante el uso de sistemas defensivos antimisiles y drones. Si bien es cierto que el ataque afortunadamente fue controlado sin producir víctimas ni daños, no lo es menos que el fallido ataque puso en evidencia la falsedad del compromiso del Talibán de impedir ataques terroristas contra Estados Unidos desde su territorio. Así se evidencia de la declaración formulada por el vocero del Talibán que condenó la acción defensiva de Estados Unidos, calificándola de “un claro ataque contra territorio afgano”. Esa declaración evidencia la identidad de propósito que existe entre el Estado Islámico ISIS y el Talibán, probando equivocado lo manifestado a la prensa por el portavoz de la Casa Blanca que declaró que “el Talibán e ISIS son dos entes muy diferentes”. El 30 de agosto, con la salida del último “Globemaster C-17 de la Fuerza aérea de Estados Unidos del aeropuerto “Hamid Karzai”, concluiría uno de los episodios más vergonzosos de la historia de Estados Unidos, el que fue comparado por el ex Secretario de Defensa y Director de la CIA durante la presidencia de Barak Obama, Leon Panetta, con la pésima actuación de John F. Kennedy sesenta años antes, durante la Invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, en abril de 1961.

El pueblo Afgano no ha visto el fin de su calvario pues todo parece indicar que la guerra continuara destruyendo su país. Ello se desprende de lo informado por CNN el 5 de septiembre de 2021 sobre un levantamiento contra el Talibán en el Valle de Panjshir al Norte de Afganistán y a solo 130 kms. de la capital Kabul, dirigido por Ahmad Massoud del Frente de Resistencia Nacional FRN, quien es hijo de uno de los jefes tribales que se opusieron a los soviéticos y al Talibán durante la Guerra Civil, Aham Shah Massoud, conocido como el “Leon de Panjshir”. La posibilidad que se desate un nuevo conflicto civil en Afganistan fue confirmada por el polémico General Mark Milley, actual Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, en una entrevista el sábado 4 de septiembre de 2021 con la periodista Jennifer Griffin de la Cadena Fox News en la Base Aérea de Ramstein en Alemania. En esa ocasión el general Milley declaró, “Mi sentido militar me dice que es muy probable que se inicie una nueva guerra civil en Afganistán. No sé si el Talibán pueda consolidar su poder y gobernar”. Pero lo más significativo dicho por Milley fue, “Creo que la eventualidad de una nueva guerra civil, dará origen al el resurgimiento de al-Qaeda.” (37)

Amanecerá y veremos…

Notas: 1.- El Talibán en un grupo fundamentalista islámico en Afganistan, identificado con el sunismo que es considerado como una organización terrorista por muchos países. Étnicamente los talibanes pertenecen a la tribus pashtún originarias del Este de Afganistan y del Noroeste de Paquistán. Los talibanes emergieron como grupo político-religioso en 1994 bajo la dirección Mohammed Omar, despues de la retirada Sovietica en 1989, ocupando el poder en Afganistan entre 1996 y 2001, tras vencer en la Guerra Civil (1992 -1996) a las demás facciones que luchaban por el poder. Los Talibanes ofrecieron refugio a Osama Bin Laden quien fue expulsado de su país Arabia Saudita en el año 1991, facilitando el entrenamiento en campamentos en territorio afgano a los miembros de Al-Qaeda, de donde saldrían los terroristas que atacaron a Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. La llegada del Talibán al poder se debió al apoyo recibido de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, pero fundamentalmente de Paquistán, a través de su Servicio de Inteligencia ISI. Los Talibanes serían desalojados del poder en Afganistan tras la invasión norteamericana apoyada por varios países, iniciada el 7 octubre de 2001, tras 30 días de los ataques del 11 de septiembre.

2.- Con las siglas “ISIS-K” se identifica la filial de Estado Islámico en Afganistan

3.- El 31 de agosto de 2021, la bancada Demócrata en la Cámara de Representantes en Washington impidió que se considerara un proyecto de ley presentado por 30 Representantes Republicanos que exigía establecer responsabilidades políticas por lo acontecido en Afganistan.

4.- Las coalición de fuerzas de la OTAN, integrada por tropas de Estados Unidos, Canadá Inglaterra y Holanda entraron en Afganistan en persecución de Osama Bin Laden despues de los ataques del 11 de septiembre como resultado de la invocación por Estados Unidos del Artículo 5 de la Carta Atlántica que establece que “un ataque contra un Miembro es un ataque contra todos los demás Miembros.”

5.- El Senador Republicano por Carolina del Sur declaró el viernes 20 de agosto de 2021 que si “…si ciudadanos norteamericanos y aliados son abandonados en Afganistán, Joe Biden merece ser enjuiciado y destituido, conforme lo prevé la Constitución.” theepochtimes.com, agosto 24, 2021.

6.- Entre las armas y municiones norteamericanas que cayeron en poder de los Talibanes valoradas en $85.000.000.000 se encuentran los siguientes equipos: 1.- 2000 vehículos blindados incluidos Humvees y MRAP; 2.- 45 helicópteros UH-60 Black Hawk; 3.- 50 helicópteros de ataque Scout MD530G; 4.- 30 aeronaves Cessna; 5.- 4 C-130 Hércules; 5.- 29 aviones de ataque Super Tucanes; 6.- 600.000 fusiles y metralletas, M16, M249, SAW, ametralladoras Gatling de 20mm y millones de cartuchos de municiones; 7.- 16000 gafas de visión nocturna y 162,000 unidades de comunicaciones cifradas. El Afganistan Talibán está en posesión de más helicópteros Black Hawk que el 85% de los países del mundo. 18 de agoato,2021, https://www.rtve.es

7.- En su editorial del 21 de agosto de 2021, el Global Times, órgano de difusión en idioma ingles del Partido Comunista de China, se refirió a Estados Unidos y la India como “Enemigos de China”

8.- El general Li Zuocheng, Jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto del Ejército Popular de Liberación PLA, declaró a finales del 2020 sobre las intenciones de Beijín con relación a Taiwán que "No prometemos abandonar el uso de la fuerza, y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias para controlar el Estrecho de Taiwán”

9.- globaltimes.cn, 15 de agosto de 2021

10.- “Los medios oficiales de China ponen la mira en Taiwán al tiempo que la retirada norteamericana de Afganistan exacerba el nacionalismo.” Néctar Gan y Steve George, agosto18, 2021, edition.cnn.com.

11.-.- Samuel Huntington planteó en un ensayo publicado en la revista Foreign Affairs en 1993 una controversial tesis geopolítica que sería posteriormente recogida en su libro “El Choque de Civilizaciones y el Nuevo Orden Mundial” publicado en 1996. Según el autor, el mundo que emergió al finalizar la Guerra Fría en 1991 será el escenario inevitable de un conflicto global por razones de índole cultural y religioso, señalando al respecto: “El balance de poder entre las civilizaciones se está desplazando: la influencia relativa de Occidente está decayendo; la civilización asiática está expandiendo su poder económico, militar y político; el Islam se expande demográficamente de forma explosiva por el mundo con las correspondientes consecuencias desestabilizadoras para los países musulmanes y sus vecinos.”

12.- The Telegraph: “Tony Blair slams Joe Biden’s “imbecile” retreat from Afganistan”, 22 de agosto de 2021. telegraph.co.uk/politics/2021

13.- El término afgan o afganí que define a una etnia determinada, se deriva del vocablo sánscrito asvakas que significa “gente dedicada a criar caballos”. A su vez, el sufijo persa stán significa “tierra de” o “país de”, por lo que el termino Afganistán se refiere a “el país de la gente dedicada a criar caballos”.

14.- La Vanguardia - Historia y Vida - “Todos los imperios Tropiezan en Afganistan”, 21/8/21, lavanguardia.com.

15.- Ibidem.

16.- Saur es el nombre del segundo mes del año en el calendario persa utilizado en Afganistán. También se conoce a este acontecimiento como Revolución de Abril (mes en el cual ocurrió según el calendario gregoriano).

17.- El muyahidín en el contexto islámico es aquel que hace la yihad o guerra santa. Los muyahidines surgieron en Afganistan en 1978 en oposición al régimen pro soviético de Mohammed Daud Khan.

18.- La “Doctrina Brézhnev” fue introducida por Leonid Brézhnev en un discurso ante el Soviet Supremo de la URSS en año 1968, la cual establecía: “Cuando hay fuerzas que son hostiles al socialismo y tratan de cambiar el desarrollo de algún país socialista hacia el capitalismo, se convierten no sólo en un problema del país concerniente, sino un problema común que concierne a todos los países comunistas”.

19.- El asesinato de Hafizullah Amin el 27 de diciembre de 1979 sería el tercer magnicidio en 20 meses en Afganistán, siguiendo en orden cronológico los asesinatos de Mohammad Daoud Khan 27 de abril de 1978 y de Nur Mohammad Taraki el 14 de septiembre de 1979.

20.- The New York Times, “Un Puente icónico ve a aliados de Estados Unidos escapar de Afganistan como lo hicieron los soviéticos”, Andrew Kramer, 18 de agosto 2021.

21.- Anthony Summers y Robbyn Swan, “The Eleventh Day. The Full Story of 9/11 and Osama Bin Laden” (Ballentine Books, New York, 2011), pág. 206.

22.- Robert Perry, 7 de abril de 2013 “La Peligrosa Ilusión de Hollywood con Afganistan.” Consortiumnews.com.

23.- Hamid Karzai fue nombrado presidente interino de Afganistan en diciembre de 2001 tras la invasión norteamericana de derrocó a los talibanes. Karzai sería electo presidente constitucional de Afganistan el 2 de noviembre de 2004, siendo reelecto en agosto de 2009.

24.- Anthony Summers y Robbyn Swan, “The Eleventh Day. The Full Story of 9/11 and Osama Bin Laden” (Ballentine Books, New York, 2011), pág. 247.

25.- Fatwa - “fetua” en castellano - es un pronunciamiento legal en el Islam, emitido por un especialista en ley religiosa sobre una cuestión específica.

26.- The Sunday Times, Londres, enero 5, 2020.

27.- “Holy War, Inc.: Inside the Secret World of bin Laden”, Peter Bergen, Free Press, noviembre 14, 2001, pág. 53

28.- Ibidem.

29.- “The Eleventh Day. The Full Story of 9/11 and Osama Bin Laden”, pág. 254.

30.- Mientras convalecía de la caída de un caballo, bin Laden les decía a sus ayudantes “El todo poderoso Estados Unidos no puede matarme y sin embargo un pequeño caballo casi me mata.”

31.- “The Eleventh Day. The Full Story of 9/11 and Osama Bin Laden”, pág. 311.

32.- La cifra de muertos por los ataques del 11 de septiembre superó el número de víctimas causadas durante el ataque a la Base Naval de Pearl Harbour en Hawái por la Armada Imperial japonesa el 7 de diciembre de 1941, las que totalizaron 2.403 muertes.

33.- La Base aérea de Bagram está ubicada al norte de Kabul y fue ocupada por los soviéticos durante su invasión a Afganistan entre 1979 y 1989.

34.- El Corán y la Sunna son las dos fuentes fundamentales de la revelación Divina y definen las bases del Islam. El Corán constituye la teofanía revelada a Mahoma por el Angel Gabriel y se divide en Suras (capítulos) y Aleyas (versículos). La Sunna es una colección de enseñanzas y aprobaciones o desaprobaciones emitas por Mahoma y algunos de sus seguidores.

35.- AP News “Taliban Blast kill US soldier, several civilians in Kabul”, septiembre 5, 2019.

36.- Ibidem.

37.- Fox News, Jennifer Griffin septiembre 4, 2021.

Fin. “EMIRATO ISLÁMICO DE AFGANISTAN”