Menu
30/07/2021
A+ A A-

REPÚBLICA DE CHINA TAIWAN. II PARTE

LA REPUBLICA DE CHINA EN TAIWAN 2021 – ¿ ?

La tercera década del Siglo 20 comenzó con una gran expectativa y preocupación sobre la posibilidad de una nueva crisis militar en el Estrecho de Taiwán. Así se evidencia de las repetidas y belicosas declaraciones de las autoridades políticas y militares de la República Popular China que vociferan su inalterable propósito de incorporar por “cualquier medio” a la rebelde provincia de Taiwán como parte de la República Popular China.

A finales de mayo de 2020, cuando el mundo luchaba contra la Plandemia del Virus Chino, el general Li Zuocheng, Jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto del Ejército Popular de Liberación PLA, declaró sobre las intenciones de Beijín con relación a Taiwán que "No prometemos abandonar el uso de la fuerza, y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias para controlar el Estrecho de Taiwán” (22) En sintonía de esa desafiante declaración, a comienzo de junio de 2020 China inició vuelos con bombarderos y aviones de combate sobre el espacio aéreo que la separa de Taiwán, movilizando sistemas de misiles y tropas de desembarco hacia bases cercanas a Taiwán y efectuando provocadores ejercicios navales en las aguas del Estrecho que separa a ambos países.

En respuesta a las amenazas de Beijín, Taiwán realizó el 15 de julio de 2020 ejercicios militares destinados “a repeler un desembarco anfibio en sus playas”. La última - y la mayor - incursión aérea por la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China ocurrió, según lo denunció el Ministerio de la Defensa de Taiwán, el martes 15 de junio de 2021, un día despues que la OTAN advirtiera oficialmente sobre el desafío militar a la paz y seguridad que plantea China con sus acciones en el Estrecho de Taiwán.

Ese día, 28 aviones de combate chinos sobrevolaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán (ADIZ), lo que obligó a la OTAN, a través de su Secretario General Jens Stoltenberg, a calificar los movimientos militares de China como “…un desafío sistémico para la seguridad euroatlántica.” (23) La respuesta de Beijín al pronunciamiento de la OTAN se produjo de inmediato, por intermedio del portavoz de la Misión china ante la Union Europea, quien dijo de forma desafiante “…China no supone un desafío sistémico para nadie, pero si alguien nos quiere imponer uno, no permaneceremos indiferentes.” Como si la situación existente no fuese ya en exceso conflictiva, el Ministerio de la Defensa Nacional de Taiwán anunció el 17 de junio de 2021 la compra a Estados Unidos de sistemas de misiles y cohetes antiaéreos. La adquisición de estos sistemas de armas fue justificada por el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán Joseph Wu, quien declaró en una entrevista con CNN News el 24 de junio de 2021 que “…necesitamos estar preparados para un conflicto militar con China”.

Los entendidos sobre temas estratégicos argumentan que para Estados Unidos sería difícil derrotar una invasión por la República Popular China a Taiwán, en virtud de la superioridad numérica en recursos humanos y medios de ataque con los que cuenta China. Inclusive, los analistas del Pentagono y de la Corporación Rand en Washington consideran que si Beijín da por sentado que Washington intervendrá militarmente ante una invasión a Taiwán, la guerra comenzaría con un ataque preventivo por parte China con misiles a los siguientes tres objetivos:

1. a las bases de Estados Unidos en las islas de Okinawa y Guam;

2. a las unidades navales en el Océano Pacifico Occidental, incluyendo a los grupo de tarea de los portaviones nucleares de la Armada de Estados Unidos, y

3. a las bases aéreas norteamericanas en el Pacifico.

Ratificando esta alarmante posibilidad el alto funcionario del Ministerio de Defensa de Japón, Yasuhide Nakayama, alertó a finales de junio de 2021 sobre la posibilidad que China ejecute un ataque sorpresa tipo Pearl Harbor contra la Flota del Pacifico de Estados Unidos en Hawái. (24)

En el artículo publicado en la edición julio - agosto 2021 de la Revista Foreign Affairs titulado “La Tentación Taiwanesa. Por qué Beijín puede recurrir a la Fuerza” (25), se plantea un escenario de conflicto similar al propuesto por los analistas del Pentagono y de la Corporación Rand. Según la autora del articulo Oriana Skylar Mastro, Beijín desarrolla cuatro estrategias complementarias que según sus analistas militares son necesarias para lograr el control definitivo de Taiwán. La primera consiste en un ataque aéreo y misilístico para destruir objetivos militares y civiles en Taiwán y así lograr la sumisión de Taipéi a las pretensiones de China. La segunda campaña prevé un bloqueo naval que aísle a Taiwán del mundo exterior, acompañado de ciberataques. Por último, se sugiere un ataque aéreo y misilístico preventivo contra objetivos militares y navales de Estados Unidos desplegados en el Océano Pacifico con el propósito de impedir el apoyo militar norteamericano a Taiwán al producirse la cuarta y última estrategia que prevé la invasión anfibia a Taiwán.

Los entendidos en materia estratégica consideran que las fuerzas amadas de China obtendrían un seguro éxito en las tres primeras campañas, pues aunque Estados Unidos dispone de armas antibuques y antiaéreas de alta tecnología, la ventaja cuantitativa de China en sistemas de misiles estratégicos y de crucero hace improbable que Estados Unidos evite la destrucción de la infraestructura militar y civil de Taiwán. Sin embargo, el éxito de una invasión anfibia y ocupación de Taiwán por China no está garantizado.

Así se indica en un Informe del año 2020 del Departamento de Defensa en Washington el cual señala que “…aunque China continua con el desarrollo de sus capacidades militares que le permitan ejecutar una invasión a Taiwán, tal acción implicaría un desgaste de las fuerzas armadas chinas e invitaría la intervención extranjera en el conflicto, además de afectar seriamente su economía por causa del aislamiento internacional que sobrevendría a tal invasión” (26) La realidad de la internalización del conflicto surgido como consecuencia de un eventual ataque a Taiwán, fue confirmada por el vice primer ministro japones Taro Aso, quien manifestó el pasado 5 de julio que “Japón interpretaría un ataque de China a Taiwán como un peligro real contra la sobrevivencia misma de Japón y por ello Japón estaría obligado a defender a Taiwán junto a los Estados Unidos”. (27)

Esta declaración del ministro Taro Aso recibió fuerte respuesta de Beijín a través de un editorial publicado el 13 de julio de 2021 en el Global Times, órgano de difusión en ingles del Partido Comunista Chino. En dicho editorial se amenaza claramente a Japón si acude en ayuda de Taiwán, advirtiendo que “… si japón decide involucrarse militarmente en el tema de Taiwán o se convierte en una base para que Estados Unidos interrumpa el proceso de reunificación nacional de la República Popular China, será inevitablemente tratado como un enemigo de China y se convertirá en blanco de ataques militares y sufrirá mucho”. (28)

La amenaza de China hacia Japón escaló al nivel nuclear cuando el mismo 13 de julio el canal del Ejército Popular de Liberación https://www.ixigua.com mostró un video donde se amenazaba a Japón con el uso de armas nucleares sin previo aviso, si Tokio acude en la defensa de Taiwán. En el cintillo en ingles del video que tradujo lo dicho por la narradora se lee la siguiente leyenda: “Como quiera que Japón es el único país que ha sido objeto de anteriores ataques nucleares, el nuestro obtendrá el doble de resultados, con la mitad del esfuerzo”.

No es descartable que otros países de la región Indo - Pacífico que actualmente enfrentan las pretensiones expansionistas de China se unan a una coalición militar junto a Estados Unidos y Japón para defender a Taiwán. Así lo sugiere el importante ejercicio aeronaval realizado a partir del 14 de julio de 2021 en aguas de Australia denominado “Talisman Saber”, en el cual participan unidades militares de Estados Unidos, Canadá, Australia, Japón, el Reino Unido y Nueva Zelanda. Expertos han calificado este ejercicio como un mensaje dirigido a China sobre los estrechos vínculos de seguridad de Estados Unidos con sus aliados del área Indo - Pacifico. El ejercicio Talisman Saber se inició a los pocos días que el Secretario de Estado norteamericano Antony Blinken anunciara que Estados Unidos rechazaba las pretensiones expansionista de Beijín en el Mar del Sur de China y que cualquier ataque a Filipinas seria respondido por Estados Unidos, conforme al vigente tratado de defensa mutua entre ambos países.

Una invasión a Taiwán por fuerzas aeronavales y misilísticas de la República Popular China, precedido de un ataque preventivo contra bases de Estados Unidos en el área Indo - Pacifico, escalaria el enfrentamiento resultante a un segundo nivel que llevaría al posible uso de armas nucleares tácticas. Esta eventualidad fue analizada en un documento interno del Pentagono elaborado en abril del 2020 y hecho público el martes de 6 de julio de 2021, en el que se alerta sobre la posibilidad real que acontezca en un futuro próximo un conflicto nuclear como consecuencia del aumento de la capacidad estratégica de los principales enemigos de Estados Unidos (China, Rusia, Irán y Corea del Norte).

El documento del Pentágono concluye planteando la siguiente hipótesis: “Los Estados Unidos considerarían el uso de armas nucleares solo en casos extremos para defender a sus aliados o sus intereses vitales. La opción de una respuesta nuclear limitada por parte de Estados Unidos se produciría en un conflicto despues del empleo limitado de armas nucleares por un adversario”.(29) La crisis en proceso en el Estrecho de Taiwán entre la República Popular China y los Estados Unidos se enmarca en lo que analistas estratégicos identifican como la “Nueva Guerra Fría”, a la que se el vicepresidente Mike Pence identificó en una conferencia dictada en la Heritage Foundation en Washington D.C. el pasado 14 de julio como la “emergente Guerra Fría con China”.

Esta nueva realidad geopolítica ha llevado a que la Administración Biden le haya propuesto a Beijín el establecimiento de un “teléfono rojo” entre Washington y Beijín para comunicaciones rápidas en caso de situaciones de emergencia, tal y como existió en el pasado entre la Casa Blanca y el Kremlin soviético durante la Guerra Fría que finalizó en 1991. (30) Para los analistas políticos la República Popular China es hoy el principal desafío que enfrenta Estados Unidos y ello obliga Washington a confrontar a Beijín en su propio juego con la finalidad de no perder credibilidad con sus aliados. Ello no resulta fácil pues China sube las apuestas geopolíticas de forma constante, expandiendo su presencia a nivel mundial, poniendo en riesgo la seguridad de aliados tradicionales de Estados Unidos. Ello se ha manifestado, como antes leímos, en el casó de Japón, país que fue recientemente amenazado con un ataque nuclear si acude en defensa de Taiwán. O de Filipinas, cuya soberanía en la Islas Spratly en el Mar del Sur de China está siendo vulnerada por la acción expansionista de Beijín en el Mar del Sur de China, en ejecución de su política OBOR. (31)

No es un secreto que Estados Unidos confronta a lo interno una inestabilidad política Y social que está siendo aprovechada por Beijín como potencia emergente para ocupar los espacios a los que hoy Estados Unidos está renunciando, como es el caso de Afganistan. Estados Unidos está en la fase final del retiro de sus tropas de Afganistan lo que creará un vacío que seguramente será llenado por China, sobre todo despues que los Talibanes le extendieron una invitación a Beijín para que “reconstruya e invierta” en ese atormentado país. Hoy Beijín controla importantes instalaciones de infraestructura portuaria y ferroviaria en Irán y Paquistán y su presencia en Afganistan le garantizaría el control de una región estratégica de donde proviene el 60% de sus importaciones de crudo. Los analistas debaten hoy hasta donde se mantendrá el compromiso de asistencia y apoyo de Estados Unidos a los países que confrontan la amenaza del expansionismo de China.

Afortunadamente, la nueva Administración norteamericana ha dado un claro paso hacia adelante en apoyo de sus aliados amenazados por China, asumiendo posiciones que evidencian su intención de confrontar los movimientos agresivos de China en el área Indo-Pacifico. Las declaraciones del Secretario de Estado Antony Blinken sobre el apoyo a Filipinas y los ejercicios militares “Talisman Saber” en Australia así lo demuestran. Con relación a Taiwán, tambien se reitera el compromiso de Washington con su defensa ante un eventual ataque de China. Ello se verifica por lo expuesto recientemente por el nuevo Secretario de la Armada designado por la Administración Biden, el cubano-americano Carlos del Toro (32), quien declaró durante su audiencia de confirmación en el Senado en Washington que “…de ser confirmado en el cargo, dirigiré todo mi esfuerzo como Secretario de la Armada a contrarrestar la amenaza que representa China para los Estados Unidos y a defender frontalmente a Taiwán contra cualquier ataque”.

Y como prueba que el compromiso de Estados Unidos con sus aliados trasciende de las meras palabras y declaraciones de sus funcionarios, según reportó CNN International (amp.cnn.com) el 16 de julio de 2021, la Fuerza Aérea de Estados Unidos desplegó dos docenas de cazabombarderos furtivos F-22 “Raptors” hacia las bases aéreas norteamericanas en las islas Guam y Tinian en el Océano Pacifico, (33) con el propósito de participar en los ejercicios militares en el Pacifico Occidental denominados “Operación Hierro Pacifico 2021”. Refiriéndose al inusual despliegue de tantos aviones cazas bombarderos F-22, Carl Schuster, el ex director de operaciones del Comando Conjunto de Inteligencia del Pacifico dijo que “…la Fuerza Aérea del Pacifico está demostrando que puede desplegar en corto tiempo en el teatro de operaciones del Pacifico aeronaves de quinta generación en un número muy superior a las que posee China en su inventario”.

La posición principista manifestada por altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos con relación a la intención de su país de cumplir sus compromisos de apoyo y asistencia a sus aliados ante un ataque por las armas de China, le plantea a Xi Jinping una comprometida disyuntiva: o retrocede en su pretensión de incorporar a Taiwán a la República Popular China, incumpliendo el principio de “Una sola China” - lo que puede costarle caro al presidente Xi por incumplir con el “…compromiso inalterable del Partido Comunista de China de incorporar a Taiwán a la República Popular China”- o bien, ante el convencimiento que Estados Unidos no se quedará como mero espectador ante una agresión a Taiwán, lanzar un ataque aéreo y misilístico preventivo contra objetivos militares y navales de Estados Unidos desplegados en el Océano Pacifico, con el propósito de frustrar el apoyo militar norteamericano al producirse la invasión anfibia a Taiwán.

Ante el peligro de una confrontación bélica de alto impacto que actualmente se vive en el Asia, esperemos que no se recurra a la estrategia propuesta por el general Douglas MacArthur al presidente Harry Truman en 1950 durante la Guerra de Corea, cuando MacArthur planteó que la única forma de frenar la agresión de la República Popular China era “…lanzar entre 30 y 50 bombas atómicas tácticas sobre bases aéreas y otras instalaciones militares chinas…”. (34) No olvidemos que entonces la República Popular China no disponía de armas nucleares para responder en especie el ataque propuesto por Douglas MacArthur y que hoy la realidad es otra muy diferente.

Caracas, 17 de junio de 2021

Notas.

1.- El Partido Comunista Chino fomenta un culto a la personalidad hacia el presidente Xi Jinping al mejor estilo maoísta, refiriéndolo en los medios de comunicación del Partido como “Xi Dada” o “Tío Xi”.

2.- Estado Unidos sufrió una terrible Guerra Civil (1861-1865) por causa de la esclavitud y es la única potencia mundial que ha electo - y reelecto - a un jefe de estado de raza negra.

3.- La política de Estado conocida como “Una sola China” establece de forma asertiva que existe una sola nación-estado en el mundo con el nombre de «China» y que por lo tanto China Continental, Hong Kong, Macao y Taiwán son todos parte de esa única entidad nacional denominada «China».

4 .- Hong Kong y Macao fueron incorporados a la República Popular China en 1997 y 1999, respectivamente, como Regiones Administrativas Especiales (SAR), bajo el principio de “un País, dos Sistemas”. Hoy los movimientos prodemocracia en Hong Kong y sus medios de comunicación fueron desmantelados, todo al amparo de la Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong vigente desde el 30 de junio de 2020, aboliéndose de hecho el estatus especial que tenían ambos territorios, pues hoy son gobernado bajo el principio autoritario de “Un País, un Solo Sistema.”

5.- El Kuomintang o “Partido Nacionalista Chino” es una organización política de la República de China fundado tras la Revolución de Xinhai de 1911 por el Dr. Sun Yat-sen.

6.- En 1987 Columbia Pictures distribuyó un film titulado “El Último Emperador” dirigida por Bernardo Bertolucci, basado en la autobiografía de Puyi “De emperador a Ciudadano: la Autobiografía de Aisin-Gioro Puyi”, interpretada por Peter O’Toole. Este film que obtuvo 9 premios Oscar en la Edición 60 del Premio, entre ellos “Mejor Película” y “Mejor Director”, fue la primera producción cinematográfica Occidental que recibió autorización para filmar en “La Ciudad Prohibida” en Beijín

7.- El “Puente Marco Polo”, que debe su nombre en Occidente a su mención en el libro “Los Viajes de Marco Polo” escrito por Rusticello de Pisa a finales del siglo 13, es un puente de granito de 8 arcos sobre el rio Yonding construido durante la Dinastía Jin (1115 -1234) y restaurado por el tercer emperador de la dinastía Qing, Kangxi, en 1698.

8.-“La Guerra Civil China”, L’Historia, 6/2019. https://www.lhistoria.com/china/guerra-civil-china.

9.- Ibidem.

10.- Agencia Reuters, 13 noviembre 2020.

11.- “ Por qué las relaciones China-Taiwán están tan tensas”, Council on Foreign Relations, 10 de mayo, 2021. cfr.org.

12.- Ibidem.

13.- Ministerio de Comercio de Taiwán. Oficina de Comercio Exterior, 4/7/21. trade.gov.tw.

14.- The New York Times, “Silicon Shield: Taiwan's Protection Against Chinese Attack”, Craig Addison, septiembre 20, 2000.

15.- “ Por qué las relaciones China-Taiwán están tan tensas”, Council on Foreign Relations, 10 de mayo, 2021. cfr.org.

16.- Países que reconocen a la República de China en Taiwán para el año 2021: Belice, Guatemala, Haití, Honduras, Islas Marshall, Nauru, Nicaragua, Palau. Paraguay, San Cristóbal y Neves, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucia, La Santa Sede, Suazilandia y Tuvalu.

17.- La República de China en Taiwán ha reportado para el 17 de julio de 2021, de acuerdo con el Centro de información del Coronavirus de la Universidad de Johns Hopkins, solo 15.378 contaminados con COVID-19, con 763 fallecidos, sobre una población total de 24 millones de habitantes.

18.- Es un hecho histórico no controvertido que pilotos soviéticos participaron en la Guerra de Corea piloteando aviones MIG-15 en combate contra reactores F-86 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Los aviadores soviéticos volaban en aviones identificados con las insignias de la fuerza aérea de Corea del Norte o de China Comunista, y vestían con uniformes de sus pilotos, todo con el propósito de mantener oculta su participación en la guerra. El aviador soviético Nikolai Vasilyevich Sutyagin (1923 - 1986) fue el piloto soviético a quien se le atribuye el mayor número de aviones enemigos derribados (22) en el conflicto coreano. Por su parte, la República Popular China envió a combatir contra las fuerzas de Naciones Unidas a partir de octubre de 1950 a 3.000.000 de “voluntarios” chinos.

19.- La República Popular China no dispondría de armas nucleares hasta el 16 de octubre de 1964, convirtiéndose a partir de entonces en la quinta potencia nuclear junto a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Unión Sovietica.

20.- En la biografía del general MacArthur (“General Douglas MacArthur”, Gold Medal Books, Greenwich, Connecticut, 1964), su autor Bob Considine cita lo dicho por MacArthur en una entrevista personal en 1954 sobre su estrategia para contener a China durante la guerra en Corea: “ La fuerza aérea enemiga sería neutralizada en una primera fase. Yo habría lanzado entre 30 y 50 bombas atómicas tácticas sobre sus bases aéreas y otras instalaciones militares en Manchuria a lo largo del rio Yalu (en la frontera norte de Corea)”.

21.- “¿Puede China atacar militarmente y ocupar Taiwán?”, China Power Center for Strategic and International Studies, 17 de mayo de 2016

22.- “Un general Chino no descarta atacar a Taiwán para evitar su Independencia”, 29 de mayo de 2020. https://www.elconfidencial.com>Mundo.

23.- “El Mundo de España”, 16 de junio de 2021. elmundo.es

24.- “Funcionario Japones alerta a USA sobre un potencial ataque sorpresa a Hawái - por parte de Rusia y China”, The Washington Examiner, 30 de julio 2021. washingtonexaminer.com.

25.- “The Taiwan Temptation. Why Beijing May Resort to Force”. Oriana Skylar Mastro, Revista Foreign Affairs, julio - agosto 2021,

26.- Ibidem.

27.- NTD News, 7 de julio 2021. mb, ntd.com.

28.- MailOnline, 8 de julio de 2021. dailymail.co.uk

29.- “Japón sufrirá mucho si defiende a los secesionistas de Taiwán”, Xu Keyue, The Global Times, julio 13, 2021. globaltimes.cn

30.- CNN en Español, 14 de julio 2021. cnnespanol.cnn.com

31.- “One Belt One Road Initiative” (OBOR por sus siglas en inglés) es el proyecto de expansión económico y político puesto en ejecución a partir del año 2013 por Xi Jinping bajo el nombre de “La Ruta y el Camino de la Seda del Siglo XXI”

32.- Carlos del Toro es un oficial naval retirado, nacido en La Habana, Cuba, en 1961 y es egresado de la Academia Naval de Annapolis.

33.- El cazabombarderos furtivo monoplaza (Stealth) Lockheed Martin F-22 “Raptor” es un avión de combate de última generación diseñado exclusivamente para la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Fundamentalmente es un caza de superioridad aérea con capacidad de atacar blancos en tierra y de actuar en misiones de guerra electrónica. Como un dato a considerar refiero que las bases aéreas en el Teatro del Pacifico en las que se desplegaron los F-22 no parecieran haber sido escogidas al azar, sino más bien para transmitir un mensaje de advertencia a los militares chinos sobre la respuesta que recibirán si atacan intereses norteamericanos en el Pacifico. Guam es una de las bases que los estrategas chino señalan como objetivo primario junto a Okinawa como de ataques para impedir que Estados Unidos acudan en auxilio de Taiwán. Por su parte, la base de Tinian fue de donde despegaron las Superfortalesas B-29 norteamericanas en agosto de 1945 que dejaron caer las bombas atómicas “Little Boy” sobre Hiroshima y “Fat Man” sobre Nagasaki.

34.- “El General Douglas MacArthur”, Bob Considine, Gold Medal Books, Greenwich, Connecticut, 1964.