Menu
30/07/2021
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

The Great Reset: Imitating Chinese "Social Justice"?

What are your thoughts on the Great Reset? Are you for it, or are you against it? On oneThe Great Reset side, there are those who view it as a force for good, a much-needed reboot for humanity. These people, most of whom lean left and probably enjoy The Guardian, see it as a way to tackle the dramatic effects of climate change and the gross effects of capitalism.

On the other side, we have outspoken critics. They view the Reset as an existential threat to mankind. It’s nothing but a shameless power grab. The puppet masters, they warn, seek to rob us of our agency. Who is right, and who is wrong?

Before going any further, though, it’s important to ask one important question: What is the Great Reset, anyway? The Washington Post would have us believe that democracy dies in darkness. In reality, though, it dies in Davos. Now, this line might sound cheap, even conspiratorial, but it’s not. Consider the following:

“Welcome to the year 2030. Welcome to my city—or should I say, ‘our city.’ I don’t own anything. I don’t own a car. I don’t own a house. I don’t own any appliances or any clothes. It might seem odd to you, but it makes perfect sense for us in this city. Everything you considered a product has now become a service.

These are not lines from a George Orwell novel. No, they’re taken directly from an article written by Ida Auken, a World Economic Forum (WEF) contributor.

Read more ...

Andanada represiva sin racionalidad

¿Qué objetivo busca la actual andanada represiva? Por más esfuerzo analítico y político que se realice, es imposible responder a esa pregunta.

Examinemos los objetivos de esa represión, y aunque desde el punto de vista moral y político todos son repudiables, ninguno es racional en términos de un proyecto autoritario, como es el caso de Ortega. Ortega nos tenía acostumbrados a “alzar la parada”, presionar y avanzar a base de empujones, y después negociar, pero nunca volver al punto de partida. Así fue en los años 80 y también posteriormente.

Cuando perdió el gobierno en 1990, la presión y el chantaje le permitió intentar “gobernar desde abajo”, y aunque en medio de dificultades se abrió camino una precaria transición democrática. Y cuando Ortega regresó al gobierno en 2007, también recurrió a la presión, chantaje y represión, y cuando era el caso tejía alianzas a su favor, con frecuencia con los mismos a los que presionaba, reprimía y chantajeaba. Pero algo había de racionalidad en sus propósitos, para afianzarse políticamente.

En cuanto al modelo económico, Ortega tuvo dos momentos. Antes del fin de la Guerra Fría, cuando todavía existía la Unión Soviética (URSS), y había un conflicto antagónico entre comunismo y capitalismo, se inclinó a Cuba y la Unión Soviética. Cuando a finales de los 80 se derribó el Muro de Berlín y desapareció la URSS y sus aliados, a regañadientes Ortega aceptó la universalización de la economía de mercado o capitalismo, y empezó a jugar ese juego. Lo mismo hizo desde el gobierno, para consolidar su relación con el sector privado y de paso afianzarse políticamente, y a esos objetivos respondía su racionalidad política.

Finalmente, universalizada la economía de mercado, solamente existen dos regímenes políticos: autoritarismos y democracias. Los regímenes democráticos tienen diversos tonos. Y lo mismo ocurre con los regímenes autoritarios, desde extremos personalistas como Vladimir Putin en Rusia, o el caso de China y Vietnam con férreo control de partido único. Ambos regímenes políticos conviven con el capitalismo, y esa fue la racionalidad política de Ortega al insertarse en el autoritarismo, mientras respetaba al capitalismo. Pero, ¿a qué lógica corresponde la ruptura y desprecio con la comunidad internacional?

Read more ...

Judaism’s Saddest Day

People think me quite strange when I say that I love Tisha B’Av, the Jewish holiday which falls in the middle of summer when the days are long and the heat often unbearable. How could I love this holiday which is considered the saddest day of the Jewish year? Many people would opt to expunge this day from the holiday cycle altogether.

Tisha B’Av is a day of grieving, of destruction and loss—a mournful lament. Tisha b’Av, literally theReproduction of the Jewish Temple in times of Rome 9th of the month of Av, commemorates the great catastrophe, the destruction of the Jerusalem Temple, the center of the world for the Jewish people. There were two Temples in Jerusalem—each supposedly destroyed on the 9th of Av—hundreds of years apart.

Many people imagine the ancient Temple as a magnificent stone building, set in a stone courtyard, set in a stone plaza, set in a city of stone; and they think of Tisha B’Av as a remembrance of the destruction of this stone city. Their vision of the Temple may not extend beyond the human confines, beyond the building complex. However, the Temple in Jerusalem has always been associated with the Garden of Eden, the garden of earthy delight. My own understanding of the Temple comes from the prophet Ezekiel. He was one of many who saw in the Temple a representation of Eden. In Ezekiel’s vision, a river flowed out from under the Temple and gigantic trees grew along the banks of the river, and wherever the river flowed, fish were bountiful and the plants flourished, freely giving their foods and medicines. What better description of Paradise? The Temple and the Garden were then one and the same. The Temple is an icon of the Garden, and the Garden is an icon of the Earth.

The text we read on Tisha B’Av, Eica (Lamentations) is a montage of devastating and gruesome images of the suffering that comes to an entire people when the Temple and the city of Jerusalem go up in flames. As poetry, the language of Lamentations invites our minds to roam and make associations. When I hear the word Temple, my mind jumps to the Garden of Eden and then to the Earth, and the suffering that the Earth and all of us are facing as we are caught in the whirlwinds of our changing climate.

Read more ...

La Historia y el Culpable

El comentario obligado en la pasada semana y en ésta, pues la Historia no termina, sino que continúa agravándose, son las manifestaciones multitudinarias de cubanos contra el régimen tiránico de Cuba. Algo que nadie esperaba y si se encuentra con alguien, que le dice: “Yo lo sabía”; no le haga caso, nadie se lo imaginaba, ni siguiera el Estado totalitario con sus tropas de infiltrados y agentes secretos.

El domingo 11 de julio de 2021 hubo una manifestación localizada en el municipio de San Antonio de los Baños y fue como una mecha rápida que corrió por todo el país, transformándose en una protesta nacional contra la mafia gobernante. Para comprender mejor este suceso de proporciones inimaginables, todos los analistas señalan que se debe retrotraerse a casi tres años antes, a Diciembre de 2018, concretamente al 6 de diciembre. Ese día el Comité Central del Partido acordó autorizar a los cubanos el uso de internet en sus teléfonos celulares. Y eso cambió a Cuba.

De pronto los jóvenes empezaron a conectarse con el mundo y a conocer otras culturas, otras formas de vivir y esa conexión puso a Cuba, con sus represiones, fallas, todas las mentiras -las sutiles y las terribles- sus secretismos y miserias, en los teléfonos y pantallas de todo el mundo. Por eso la reacción del estado totalitario, al sentirse atacado, es cerrar el acceso a Internet. Apagar la conexión, volver a la sombría época medieval de las mentiras ya no tan sutiles y a la duda sobre las supuestas verdades.

La generación de jóvenes, que formó el grueso de las protestas, nació cuando los revolucionarios ya eran ancianos y la famosa revolución de sus ancestros, estaba en todas los aspectos de la vida absolutamente fracasada. El internet les dio acceso al resto del mundo que desconocían y era como una novela mal contada de otro Planeta. Nació, esa generación, sin los héroes verde olivo, sin barbas y sin historias de la Sierra valerosa. El faro que iluminaba, por dentro la Histórica Gesta, llevaba rato apagado, las promesas de un futuro de ensueño no tenían sostén y las consignas eran tan viejas como las barbas y menos útiles. Esa generación es hija de una anterior Generación, la de una Cuba de la miseria absoluta -que dejó la Unión Soviética al desmembrarse- dejando a los cubanos luchando para mantenerse a flote, entre los restos de armamento obsoleto, y una sed insaciable de bienestar no satisfecho, para después vivir chupando la sangre de Chávez, una transfusión de duración breve, sin que hubiera más bolsas en el laboratorio.

Pocas opciones para los jóvenes, una carrera universitaria y un sueldo de escaso alcance. Muchos pensando en conseguir una misión en el extranjero, en sus intentos fracasados de un ansiado bienestar. La heredera generación, que pide Libertad, que insulta a los jefes y reclama medicamentos y alimentos en soberbias manifestaciones, es la primera generación que sabe toda la verdad, porque está conectada al mundo, y no se traga los cuentos de que Cuba es la luz de los desposeídos y el faro de la revolución mundial.

Read more ...

¿SE DESPLOMARÀ EL MURO DE BERLIN DE AMERICA LATINA?

En noviembre de 2021 se cumplirán 32 años del derrumbe del muro que dividía a los alemanes entre sí, y a Alemania del mundo. Con ello cambiaron el equilibrio y el poder de la política internacional, al caer como un dominó una a una de las repúblicas europeas firmantes del Pacto de Varsovia, gobernadas todas por atroces dictaduras mangoneadas a imagen y semejanza de la llamada Patria del Socialismo Real, la URSS.

En lo ideológico el efecto fue devastador ya que la humanidad pudo conocer la estafa histórica de la barbarie estalinista, lo que no impidió al castrismo tomar el testigo del devaluado socialismo soviético, en América Latina, y así continuar difundiendo una redención social bajo la pose antimperialista, que en realidad no aportó calidad de vida ni en Cuba, ni a ninguno de los pueblos y países del continente. Entre tanto el castrismo puso las barbas en remojo y como fiel copia de la satrapía soviética y de la extinta RDA, reforzó su aparato de represión el G-2 y sus bandas de soplones, forjados bajo el modelo de la STASI la policía política más tenebrosa de Europa Oriental, donde los padres espiaban a los hijos, los hijos a los padres, los carceleros a los presos y viceversa, en fin, un gigantesco mundo orwelliano donde el miedo y el terror se confundían con la fidelidad incondicional a la revolución.

El régimen farsante creyó que era suficiente con el culto a la personalidad a Fidel, y en menor grado a su hermano Raúl, creyendo tener eternamente asegurada la noble paciencia del pueblo cubano, sin percatarse que los tiempos en política son diferentes a los de la gramática española, a tal extremo que terminaron emboscándolos en el estallido social del 11/07, por cierto no esperado por nadie ante sus dimensiones. Hoy en Cuba hay una rebelión en las entrañas de la sociedad capaz de manifestarse en frases como “De tanta hambre que pasamos nos comimos el miedo”, o “ellos tienen el poder y nosotros el pueblo” o los alaridos anónimos en esquinas de calles y pueblos de la Isla al son de “abajo la dictadura”, con un himno la canción Patria y Vida contrapuesta a la consigna incondicional de Patria o Muerte fidelista.

En definitiva, el sacudón de Julio 2021 es protagonizado por nuevos héroes, artistas, jóvenes, periodistas, trabajadores, pueblo en general quienes crecieron con el relato del bloqueo y del imperialismo como el lobo feroz del norte. Argumento al que recurrió de nuevo Díaz Canel para justificar la implacable represión policial de las avispas negras, hoy rechazada por la población en silencio, como lo manifiesta un joven artista que participó en las movilizaciones, ante el desprestigiado discurso del devaluado mandatario cubano el 12/07 "Lo siento, señores dirigentes de este país, si no saben reconocer sus errores y tratar de arreglar todo lo mal que han hecho por años van a tener que matarnos”.

Read more ...