Menu
29/11/2021
A+ A A-

El Falseamiento del Estado de Derecho

 

Editado por: Editorial Jurídica Venezolana
Academia de Ciencias Políticas y Sociales
715 p.
ISBN: 978-980-416-037-0
Disponible en Amazon, Barnes & Noble y librerías

[Edición coordinada por Humberto Romero-Muci y Allan R. Brewer-Carías]

 

El Estado de Derecho descansa sobre una fuerza moral, por eso las armas y la violencia lo intimidan. El derecho es garantía de convivencia. Si no es así, no estamos en un Estado de Derecho, sino en un sistema de arbitrariedad con leyes. Como lo ha reiterado el jurista Javier Cremades, presidente de la WJA, estos eventos tienen el propósito de apuntalar, desde la autoridad de la ley, y desde la legitimidad de los pactos sociales, el imperio del Estado de Derecho.

No es, por desgracia, ese el escenario del mundo actual, y menos en este continente americano. Aquí hay enemigos del Estado de Derecho, que se alimentan de los residuos que dejaron los fascismos y los comunismos del siglo xx. Son autoritarismos populistas de hoy hacen presencia en distintos países de América. En Venezuela o en Brasil, en El Salvador o en Nicaragua. A veces se ponen charreteras, a veces se visten de civil; pero en uno y otro caso falsean el Estado de Derecho. En Venezuela, no tienen inconveniente en reformar instituciones para su personal beneficio; pero tampoco lo tienen para invitar a tomarse por la fuerza el capitolio de los Estados Unidos, el mismo día que se va a definir el nombre del nuevo presidente de la unión.

El siglo xxi trajo, además, una amenaza adicional que es igualmente peligrosa, pero bastante menos invisible, y nos está volviendo teórico el Estado de Derecho. Es una práctica que lo neutraliza desde adentro. En uso de las facultades propias del estado de sitio o del estado de emergencia, los gobiernos toman decisiones que suelen escapar tanto al control judicial como al control político.

DR. AUGUSTO TRUJILLO MUÑOZ
PRESIDENTE DE LA ACADEMIA COLOMBIANA DE JURISPRUDENCIA


El riesgo de falseamiento, vaciamiento y aniquilación del Estado de Derecho es uno de los desafíos más importantes a los que se enfrentan los ciudadanos en esta tercera década del siglo XXI. Este libro es análisis vibrante y profundo de este fenómeno que parece desafiar a un creciente número de democracias en
diferentes continentes.

Estos textos tienen como telón de fondo no solamente Venezuela y Nicaragua, sino las experiencias históricas que nos han demostrado que el Estado de Derecho es siempre frágil. Esas experiencias nos han enseñado que hay que cuidarlo, hay que protegerlo, ya que con demasiada frecuencia se encuentra bajo amenaza.

Esta obra tiene como génesis las múltiples opening sessions que se han articulado en torno al World Law Congress que, en su XXVII edición se celebra en la ciudad de Barranquilla (Colombia) con la invaluable colaboración de las academias iberoamericanas de jurisprudencia y de la mano de un grupo de académicos que representan la mejor tradición jurídica de diversos países del mundo que habla en español.

El objetivo, tanto de aquellas conversaciones, como del libro que ahora presentamos, no es solo denunciar o advertir, sino fomentar un círculo virtuoso que comienza con la sumisión de todos al imperio de la ley, pero que continúa también con la enseñanza del derecho, con la formación de juristas que inundan los mercados, las ciudades, las sociedades, los países y los pueblos de abogados, de fiscales, de profesores, de jueces, de operadores que trabajan para toda la sociedad haciendo posible que técnicamente, que humanamente, que materialmente, el imperio de la ley conduzca también a la justicia y a la equidad.

La publicación que tienen en sus manos no responde tan solo a un objetivo académico, sino que desde él se concentra en un propósito: encontrar la mejor manera en que podemos proteger y fortalecer el Estado de Derecho, evitar su corrupción. Se quiere evitar lo que vemos en algunos estados como Venezuela o Nicaragua: muestran una túnica de democracia y estado de derecho pero esconden en sí un estado dictatorial o tiránico. El enfoque esta planteado desde culturas jurídicas iberoamericanas de ámbitos muy diversos.

JAVIER CREMADES
PRESIDENTE DE LA WORLD JURIST ASSOCIATION