Menu
19/04/2019
A+ A A-

ALLANAMIENTOS, CIERRES DE MEDIOS E INTERRUPCIONES EN EL SERVICIO DE INTERNET EN MEDIO DE LA CRISIS VENEZOLANA

Miami, enero de 2019--El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) instó hoy a las autoridades venezolanas a cesar el bloqueo de medios noticiosos y asegurar el acceso a la Internet en medio de la crisis política nacional y protestas generalizadas.

El 23 de enero, las autoridades venezolanas allanaron, como mínimo, tres redacciones de medios del sur de Venezuela, sacaron del aire a un canal de televisión, detuvieron a dos periodistas, confiscaron equipo periodístico, y obligaron a periodistas a borrar material grabado, según periodistas y organizaciones venezolanas defensoras de la libertad de prensa. Las autoridades también interrumpieron el servicio de Internet, según NetBlocks, organización defensora de la libertad y la gobernanza en la Internet.

La ola represiva ocurrió en un contexto de protestas generalizadas contra el Gobierno de Nicolás Maduro, y una crisis política que se agravó cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, se declaró presidente interino del país en desafío al Gobierno de Maduro.

"La sociedad venezolana tiene el derecho de compartir y buscar las noticias, lo cual es especialmente vital en momentos de inestabilidad social", declaró Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, desde Nueva York. "Las autoridades venezolanas deben dejar de bloquear la libre circulación de información y cesar toda represalia contra los medios noticiosos".

Durante las protestas, efectivos de la Guardia Nacional del sureño estado del Zulia golpearon al fotógrafo Alberto Briceño, lo detuvieron brevemente y le quitaron las credenciales de periodista y la cámara, según organizaciones locales defensoras de la libertad de prensa. Efectivos militares atacaron al periodista Jackson Sans, quien cubría la muerte de un manifestante en el estado de Amazonas, y le quitaron el teléfono, según las mismas organizaciones defensoras de la libertad de prensa. Las informaciones de prensa no brindaron más detalles sobre el ataque. La Guardia Nacional detuvo brevemente al periodista Marcos Morín Aguirre en Caracas y le confiscó la tarjeta de memoria de su cámara, según un periodista del medio noticioso LaFM. Y el periodista José Ignacio Moreno, de Unión Radio, dijo en un mensaje de Twitter que había resultado herido con un objeto contundente mientras cubría una protesta en Maracay.

El CPJ llamó hoy a la Guardia Nacional para solicitar una declaración y lo remitieron al teléfono de servicio al cliente. Cuando el CPJ intentó comunicarse con ese departamento, nadie respondió la llamada. Ayer, el CPJ llamó a la Fiscalía General para solicitar una declaración, pero nadie respondió la llamada.

Para las 9 p.m. del 23 de enero, las autoridades ya habían suspendido las transmisiones del canal local GLOBAL TV, que transmite su señal en el Zulia, de acuerdo con Guido Briceño García, su propietario. Briceño, quien es propietario y gerente del canal junto con su padre, declaró al CPJ que unos 30 agentes, algunos armados, habían llegado esa noche al lugar donde estaba situado el transmisor y lo habían apagado a la fuerza. Los agentes no presentaron ninguna orden por escrito, pero dejaron papeles que los identificaban como agentes de la "DIGESIM" [sic], los servicios de contrainteligencia militar del país, declaró Briceño. Además, los agentes confiscaron y dañaron equipos, según se aprecia en imágenes consultadas por el CPJ. Hoy las transmisiones del canal seguían suspendidas.

Briceño expresó que las amenazas recibidas por el canal y otras informaciones que habían recibido horas antes, los hacían creer que se trataba de una represalia contra el canal por haber transmitido en directo el discurso de Guaidó. Según la organización Instituto de Prensa y Sociedad-Venezuela, ninguno de los canales de televisión nacionales transmitió el discurso. Noticia Al Día, un sitio noticioso del Zulia, anunció en Twitter que agentes de contrainteligencia habían allanado su sede y que también habían actuado contra Aventura TV. Un video de la sede de Noticia Al Día que el periodista Lenin Danieri subió a Instagram mostraba el lugar saqueado, con daños a la propiedad y a equipos. La organización defensora de la libertad de expresión Espacio Público también informó que los dos medios habían sido allanados.

NetBlocks, organización defensora de la libertad en Internet, informó que había detectado "grandes interrupciones a la Internet en Venezuela que afectaban a YouTube, Google Search ..." y que los "servicios de medios sociales [estaban] interrumpidos notablemente". La semana pasada, el CPJ se sumó a más de 30 organizaciones de derechos humanos regionales e internacionales para expresar su preocupación por una propuesta de 'Ley del Ciberespacio' en Venezuela que ampliaría los poderes gubernamentales para controlar y vigilar el uso de la Internet sin contrapesos institucionales.

Enviado por: FELATRACS  

Fuente: Committee to Protect Journalists--FELATRACS