Menu
22/03/2019
A+ A A-

Nicaragua: Agresión a Confidencial consolida “estado de excepción". Policías mantienen tomada ilegalmente edificio donde funciona la redacción

El asalto a CONFIDENCIAL, la confiscación del edificio donde funciona la redacción, y la agresión de la Policía en contra del equipo de esta publicación, es parte de la escalada represiva de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que esta vez está dirigida a medios de comunicación independientes, defensores de derechos humanos y organismos no gubernamentales críticos. De acuerdo a Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la “cuarta fase de la represión” se acelera, consolidándose “un estado de excepción”.

“En Nicaragua los decretos que prohíben protestas, leyes que amenazan a los negocios privados, autorizaciones paraLa periodista Claudia Tijerino fue golpeada por los antimotines. Foto cortesía Carlos Herrera | ConfidencialLa periodista Claudia Tijerino fue golpeada por los antimotines. Foto cortesía Carlos Herrera | Confidencial allanamientos, actos legislativos que intentan cerrar ONGs, son las nuevas acciones que vienen a sumarse al proceso de persecución y criminalización de la oposición”, expresó Abrao. “Se acelera la cuarta fase de la represión: la consolidación de un Estado de Excepción con decretos policiales o actos legislativos que intentan mantener ‘apariencia de legalidad’ para medidas que restringen y afectan los contenidos esenciales de los derechos humanos”, agregó.

El secretario de la CIDH insistió en que la reducción de los espacios de la sociedad civil confirma que tras reprimir las protestas con brutalidad, detener arbitrariamente y criminalizar a los opositores, “se intenta oprimir y exterminar todas las voces disidentes”. “Las democracias exigen pluralidad política”, recomendó Abrao.

Mientras que la relatora especial para Nicaragua de la CIDH, Antonia Urrejola, preguntó en su cuenta de Twitter: “Primero reprimieron brutalmente las protestas (325 muertos); después apresaron y procesaron sin garantías mínimas de debido proceso a líderes de movimiento estudiantil y campesino; hoy van por acallar a la prensa y a las organizaciones de derechos humanos. ¿Qué democracia es esa donde no hay espacio para disentir?”.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidad (ONU), Michelle Bachelet, emitió un comunicado exhortando al régimen Ortega Murillo a cesar la persecución contra los “periodistas, medios críticos al gobierno, defensores de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil.

El comunicado de Bachelet fue publicado dos horas después del ataque policial contra el equipo periodístico de Confidencial en Plaza el Sol. Alrededor de 50 antimotines salieron de la sede de Plaza el Sol. Eran dirigidos por un comisionado, que, rabioso, ordenaba agredir a Carlos Fernando, su esposa Desirée Elizondo, y el equipo periodístico. Los policías alegaban — a punta de gritos— que estaban imponiendo una “zona de seguridad”.

Enlace al artículo completo: Confidencial